Cómo afecta el cuadro de mando integral a la gestión de proyectos

La gestión eficaz del proyecto requiere un enfoque multifacético para medir el rendimiento de referencia y realizar un seguimiento de la mejora. Un cuadro de mando integral es una herramienta diseñada para ayudar a la administración al medir una variedad de factores críticos de éxito. Una vez que se analizan estas métricas financieras y no financieras, la formación y reingeniería de los planes operativos se vuelve más fácil para todos los interesados.

Categorías de Scorecard

Aunque las métricas del cuadro de mandos varían, la mayoría incluye las categorías financiera, cliente, proceso interno, crecimiento y aprendizaje. Esto le da a la administración una visión completa, más allá del balance general o del estado de resultados, de cómo se está desempeñando la organización o el proyecto. No es prudente centrarse estrictamente en las métricas financieras cuando otros factores determinantes del éxito, como la satisfacción del cliente, desempeñan funciones importantes en el desempeño de una organización. Los gerentes de proyecto deben considerar más que las restricciones presupuestarias al implementar nuevos sistemas.

Optimización del sistema

Los procesos internos efectivos son críticos para la rentabilidad y la calidad de los productos o servicios entregados a los clientes. La optimización de los sistemas conduce a mejores resultados para las partes interesadas internas y externas, por lo que las métricas que ilustran la eficiencia del proceso son importantes. Es bueno identificar y analizar varios tipos de desperdicios, tasas de defectos de productos y el costo de la calidad al tomar decisiones de proyectos. Ajustar los equipos de proyecto y cambiar los flujos de trabajo es más fácil cuando los cuadros de mandos balanceados apuntan a áreas problemáticas.

Programas educativos

Tener un equipo de proyecto bien educado y altamente calificado es fundamental para el éxito. Fomentar el cambio y la mejora continua no es un proceso fácil, y se necesita capacitación para que todos estén en la misma página. Además, los empleados de toda la organización pueden resistir nuevos procesos o sistemas por varios motivos. Algunos se sienten cómodos en sus formas, mientras que otros temen ser reducidos. Es importante educar e informar a lo largo de la implementación del proyecto. Si las partes interesadas se quedan fuera del circuito, todo el proyecto puede fallar.

Análisis de funciones cruzadas

Los miembros específicos de un equipo de proyecto pueden ver los problemas desde una perspectiva singular, lo que deja el potencial para el pensamiento grupal y el análisis incompleto de los resultados del proyecto. El cuadro de mando integral permite a los miembros del equipo realizar un análisis multifuncional y ver los problemas desde múltiples perspectivas. Las métricas de capacitación y satisfacción del cliente a menudo ayudan a explicar por qué los proyectos se desarrollan como lo hacen. Tener un enfoque de mente abierta para la gestión de proyectos es fundamental para el éxito.

Los gerentes de proyecto toman mejores decisiones cuando usan un cuadro de mando integral para analizar sus iniciativas. Esta herramienta completa para elaborar estrategias y mejorar el rendimiento de la organización es un método comprobado para obtener resultados positivos y aumentar la rentabilidad de las organizaciones.

Recomendado

La importancia de una PMO en la gestión de cartera
2019
Cómo construir un negocio de panadería en línea
2019
Acuerdo de fusión LLC
2019